Por el destino. Real Madrid vs Barcelona Por Enrique Del Toro

Merengues y culés comienzan hoy en el Santiago Bernabéu una doble batalla que definirá al ganador de su serie particular; depaso, el equipo que logre imponerse conquistará el boleto a la Final de la Champions League

REDACCIÓN (miércoles 27 de abril).- Por primera vez los señores Mourinho y Guardiola se tutearon. Se acabaron los diálogos de Platón. La sala de prensa se volvió trinchera, los editores de Madrid y Barcelona llevan en sus portadas una granada. Los técnicos tuvieron un cuerpo a cuerpo. No sabemos a cuánto ascienden los daños, en su caso los beneficios por el derrame nocturno de clásicos. Son las mil y una noches. Al inicio de la serie fijamos estos días como punto de quiebre en la línea del tiempo que separa al Madrid del Barcelona. Ambos han tenido oportunidad para detener su historia, cruzarla o superarla. En el primer partido (1-1), cuando el Madrid se jugaba el honor, el Barça fue indulgente.

Ganaba uno a cero (Messi al 53’) y desde ese minuto enfrentaba a diez. Dejó vivir a un rival que no necesitaba su compasión. Los últimos diez minutos de aquel sábado fueron vitales, el Madrid empató (Cristiano al 83’), y salió fortalecido de su interior, El Bernabéu era sobreviviente, su equipo tenía el alma tiesa. Ese día cambió el clima.

Miércoles, Final de Copa que se jugó en tres épocas. En la Edad Media, Mourinho confirmó que Pepe era su jugador apocalíptico; en el Renacimiento, Guardiola recuperó el arte, pero a su equipo le faltó valor, capituló en la Guerra de Independencia. Los tiempos extra se jugaron entre heridos, pólvora y banderas. Cristiano en Vigilia (1-0), al 102’ llegó a la Gloria.

Juntos hasta la muerte

Hoy es el primero del resto de sus días, los dos clubes acuden a la fecha más trascendental de su vida en condiciones desconocidas. Inseparables hasta la muerte se citan como dos extraños. Una tonelada de los mejores futbolistas juegan para un Real Madrid decidido a interpretar el papel de villano. El hambre de títulos despertó su instinto más básico, ganar como sea. El Barça mantiene las escrituras del mejor equipo del mundo, falta apostillarlas, eliminar a este Madrid, al que engendró Mourinho, y vencer en Wembley, lo volvería el mejor equipo de todos los tiempos. Es lo que tiene la Champions, igual que los Mundiales, son campeonatos que cotizan en la memoria universal.

Prescripción médica

Los cirujanos recomiendan al medio campo del Barça no acercarse a Pepe. Existen dos venas por las que Guardiola busca llegar al corazón del partido. La femoral, por donde corre Alves, desaparecido en Valencia, cuestionado por Di María, ahora jugará más adelantado. Una operación de alto riesgo que obliga una línea de tres con Puyol, Piqué y Mascherano. Dos laterales muy abiertos son carne fresca para Cristiano, feroz goleador de la serie. La otra siempre es Messi, sin Iniesta, es probable que juegue pegado a la banda, una ruta alternativa que usa en casos de emergencia.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: