El peligro de los Malos Manejos de los antibioticos

Probablemente su familia tiene que afrontar cada año los habituales resfriados, dolores de garganta e infecciones víricas. Cuando usted lleva a su hijo al médico por estas enfermedades, ¿espera automáticamente que le receten antibióticos?

Muchos padres sí. Y se sorprenden, incluso se enfadan, si salen de la consulta del médico con las manos vacías; después de todo, ¿qué padre no desea que sus hijos se recuperen lo antes posible? Pero su médico puede estar haciéndole un favor a usted y a su hijo cuando no le receta nada.

Cómo funcionan los antibióticos

Los antibióticos, utilizados por primera vez en la década de 1940, constituyen sin duda uno de los grandes avances de la medicina. Pero su uso abusivo ha dado lugar al desarrollo de bacterias que no responden a los antibióticos que antes eran eficaces. Además, si los niños toman antibióticos cuando no es necesario, corren el riesgo de sufrir reacciones adversas, como dolor de estómago y diarrea.

Para entender cómo funcionan los antibióticos, es útil saber que hay dos tipos principales de microorganismos que pueden causar enfermedades: las bacterias y los virus. Aunque ciertas bacterias y virus pueden causar enfermedades con síntomas similares, la manera en que estos dos tipos de microorganismos se multiplican y transmiten la enfermedad es diferente.

  • Las bacterias son microorganismos vivos formados por una sola célula. Las bacterias están por todas partes y la mayoría no causan ningún daño, y en algunos casos hasta pueden ser beneficiosas. El Lactobacillus, por ejemplo, vive en el intestino y ayuda a digerir los alimentos. Pero algunas bacterias son dañinas y provocan enfermedades cuando invaden el cuerpo humano, se multiplican e interfieren con los procesos normales del organismo. Los antibióticos son eficaces contra las bacterias, pues matan a estos microorganismos impidiendo que crezcan y se reproduzcan.
  • Los virus, por otro lado, no están vivos y no pueden existir por sí solos; son partículas que contienen material genético envuelto en una cubierta proteica. Los virus “viven”, crecen y se reproducen después de invadir otras células vivas. Algunos virus pueden ser rechazados por el sistema inmunitario antes de que puedan provocar una enfermedad, pero otros (los que provocan resfriados, por ejemplo) simplemente tienen que seguir su curso. Los virus no responden en absoluto a los antibióticos.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: