Ulises Ramirez: “Hay dinero caliente del narco mexicano en futbol”

Grupos del narcotráfico de Colombia aseguran que dinero “caliente” de narcotraficantes de México está en los equipos del futbol mexicano, afirma en entrevista Fernando Rodríguez Mondragón, hijo de Gilberto Rodríguez Orejuela y sobrino de Miguel Rodríguez Orejuela, líderes del cártel de Cali.

“Es de conocimiento en Colombia que hay narcotraficantes (de México) que están lavando dinero por intermedio de los equipos, están comprando jugadores con transacciones oscuras donde hay cuentas en Bahamas, en los paraísos fiscales y por ahí están lavando el dinero, dicen que realmente cuesta 2 millones de dólares, y dicen que cuesta 20 y con eso lavan 18 millones de dólares fácilmente”, dice.

En entrevista telefónica con EL UNIVERSAL, Fernando Rodríguez Mondragón habla desde Colombia sobre el narcotráfico y los equipos de futbol de México y esa nación sudamericana, basado en la experiencia de su familia en el cártel del Cali el cual compró equipos de Primera y Segunda División de futbol colombianos en los años 80 y 90, pero cuya injerencia estaba vigente hasta febrero del 2009.

El 25 de febrero pasado, los hermanos de Fernando Rodríguez Mondragón fueron detenidos por autoridades de Colombia y agentes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) acusados de narcotráfico y testaferros al ser aún los propietarios de 52% de las acciones del equipo América de Cali, escuadra que se suponía fue decomisada a Miguel Rodríguez Orejuela en los 90.

Fernando Rodríguez es ahora el único de los hijos de Gilberto Rodríguez Orejuela que está libre y a través de dos libros titulados El hijo del ajedrecista, como se le conocía a su padre, ha tratado de develar los secretos del cártel de Cali; del futbol mexicano habla en la entrevista.

“Los narcotraficantes mexicanos pocos de ellos se han metido con equipos de futbol, pero hay ahora de los nuevos narcotraficantes, ciertos hinchas (aficionados) de equipos como los que han llevado a jugadores colombianos al exterior, que dineros calientes del narcotráfico están en ciertos equipos”, señala.

Precisa, “el Cruz Azul, han dicho que el Cruz Azul; que el América de México son los dos equipos que aquí en Colombia, y a nivel de los narcotraficantes, se habla de que lavan dinero con el equipo, que hay dinero del narcotráfico en ellos”.

Rodríguez detalla que los implicados en el futbol mexicano son los cárteles “exactamente de México. Sé que pasó con (Claudio) el Piojo López, el argentino, sobre todo los argentinos que se prestan para estas cosas”. El jugador al que hace referencia formó parte del América de México.

Sin embargo, Fernando Rodríguez indica que no tiene conocimiento de que el cártel de Cali haya invertido en equipos mexicanos durante las décadas de los 80 y 90, o que árbitros o jugadores de México estén siendo sobornados o amenazados por el narcotráfico como ocurre en Colombia.

El caso Colombia

De hecho, explica, el cártel de Cali se caracterizó por sobornar a los árbitros para obtener resultados en favor del equipo de futbol América de Cali el cual fue adquirido por su tío Miguel Rodríguez Orejuela en 1979 tras lo cual compró además jugadores como Aurelio José Pascuttini, Ricardo Gareca, Roberto Cabañas, Pedro Sarmiento, Hernan Darío Herrera, Julio César Falcioni entre otros.

“Entonces conformó un equipo casi invencible que se paseó por todos los estadios de Colombia no solamente con sus grandes jugadores, sino con el dinero que había producto del narco, el cual también influyó en ciertos resultados cuando empezaron a pagarles a los árbitros dinero para que favorecieran al equipo”, comentó.

El América de Cali obtuvo muchos campeonatos, pero siempre bajo el esquema del soborno ya que con los contactos que el cártel de Cali tenía en la Federación Colombiana de Futbol cada lunes se sabía quien sería el árbitro del siguiente partido y se le enviaba un emisario con dinero.

La regla del cártel de Cali, explica, era atender a los árbitros pagándoles el hospedaje en el Intercontinental de Cali y darles regalos. “Sé que en el partido América de México-América de Cali se invitaron a estos árbitros a un restaurante y se les atendió, se les dio todo el trago que quisieron y quedaron muy contentos”.

Cuando Joao Havelange fue nombrado titular de la Federación de Futbol “fue diferente porque este señor dijo que América (de Cali) nunca iba a quedar campeón mientras él fuera el presidente de la Confederación, este Joao Havelange, que porque el América era de un grupo de narcotraficantes y él sí lo dijo abiertamente a la opinión pública”.

Pero el América de Cali no era el único, el cártel de Medellín de Pablo Escobar Gaviria era dueño del Atlético Nacional y su operador Gonzálo Rodríguez Gacha El Mexicano fue dueño del equipo Millonarios y este cártel se caracterizó por amenazar a árbitros y jugadores para que sus equipos ganarán, incluyendo en la Copa Libertadores.

Además, señala, hay de paramilitares de Colombia que fueron extraditados a Estados Unidos, “en varios computadores de estos jefes paramilitares aparecieron equipos (de futbol) que eran manejados por ellos”.

Con una nueva vida tras salir de la cárcel en 2005 sin propiedades porque el gobierno aplicó la ley de extinción de dominio, y alejado de las grandes ciudades Rodríguez Mondragón ahora pretende que los jóvenes se alejen del narcotráfico.

Por Ulises Ramirez

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: